lunes, 13 de agosto de 2007

Otro Musical con mucha sangre... Evil Dead - El Musical.

Recuerdo una tarde en mi casa, sentado junto a mi hermano mayor viendo una película con una portada horrible cuyo nombre era “El despertar del diablo”(Evil Dead). Tiempo después, vi la parte dos también medio terrorífica y por supuesto la risible parte tres "Evil Dead -Army of Darkness”. Las imágenes de ojos blancos, sangre, un sótano, un libro maldito y un lápiz clavado en un pie se quedaron grabados en mi mente, incluso hasta en fechas recientes que conseguí en el 2007 el DVD de 25 aniversario.

No sabía que el destino me tenía deparada aún una gran sorpresa respecto a esta cinta, así es, un musical.


Basado en las cintas de culto del aclamado cineasta Sam Raimi, Evil Dead: The Musical se estrenó en la ciudad de Nueva York en el mes de agosto de 2006. Si el póster no es suficiente para darse cuenta de que no se trata de un musical común, les comentaré un poco la trama de Evil Dead adaptada para esta puesta en escena.Un grupo de muchachos va de fin de semana a una cabaña abandonada en el bosque, encuentran una copia del Necronomicon (famoso libro maldito que “Biblia de Satán”) y tras jugar con los conjuros del libro despiertan a un antiguo espíritu maligno que poco a poco los va convirtiendo en demonios. Ash, el protagonista, deberá pelear contra todo y contra todos para sobrevivir, armado únicamente de su coraje, determinación... y una motosierra.La obra tuvo su inicio en talleres teatrales del Transac Club de Toronto y su éxito la llevó a mudarse al Cabaret du Plateau de Montreal para presentarse como parte del festival Just For Laughs 2004.

Evil Dead The Musical sigue Off-Broadway desde 2006. En Toronto cierra temporada en el mes de septiembre de 2007.

Algunos de los números musicales con que cuenta este musical son "Look Who's Evil Now" (Mira quien es malo ahora), "I'm Not a Killer" (No soy un asesino), "Bit-Part Demon" (Pedasito de Demonio), "All the Men in My Life Keep Getting Killed by Candarian Demons" (Todos los hombres que consigo en mi vida son asesinados por Demonios Candarianos) y “Do the Necronomicon” (Baila el Necronomicón).


La audiencia sentada en las primeras filas es advertida ya que pueden resultar mojados por las grandes cantidades de sangre que se derrama durante la obra. Por ello, se les provee de impermeables –Ponchos- poco antes que comience el segundo acto.

3 comentarios:

Montano dijo...

thanks por el dato

no la conocía

alejandro dijo...

Será que valga la pena?? Es decir, un musical de una película de terror? Lo creo más de Drácula siendo que es un dramón de telenovela, pero esto??? La epli me gusta y eso que ya para esta época es mega chaférrima!! pero bueno... mientras haya sangre y acción estará bien, algo nuevo, no?

theproducer dijo...

Hay que pensar en que se trata de una obra fársica, casi absurda. Creo que es de las que hay que ver sea buena o mala. Je je. Saludos HUGO