lunes, 11 de febrero de 2008

The Worst pies in London! - Sweeney Todd

Comienzo por reconocer que Sweeney Todd es una impresionante película recomendable para personas de amplio criterio (Si te gusta la sangre es lo tuyo), cuenta con buenas actuaciones, excelente producción y un Tim Burton que alcanza de nuevo su punto más alto después de Sleepy Hollow.

Ya antes les he hablado de Sweeney (No les daré muchos detalles de la trama, ni de la historia del musical para ello les invito a que visiten los post anteriores), pero aprovecho a darles mayor cantidad de detalles ahora que la película ha sido estrenada.

De entrada te digo, si no te gustan los musicales pero te gusta el terror, debes entrar a ver esta cinta. Si por el contrario te gustan los musicales y no el terror, debes entrar a verla, si ya has visto la obra con LuPone o con Lansbury... mmm... no veas la versión de Burton (o bueno mírala, compara y déjanos tus comentarios).
Tim Burton nos lleva de la mano y de manera magistral hasta el más recóndito punto de dolor y desesperación de Benjamín Barker, un barbero que lo ha perdido todo después de que un juez corrupto le roba a su mujer e hija y lo destierra de Londres culpándolo por un crimen que jamás cometió. Regresando años después en busca de venganza cambiando su nombre por Sweeney Todd, de ahí en adelante se unirá con Mrs. Lovett para realizar su plan de venganza, las vicisitudes adjuntas son un pequeño trozo de “pay de carne” que la audiencia disfruta y rechaza, poco a poco.

Desde el punto de vista de vista de un servidor en el caso de Deep, su interpretación no es mala, pero hemos visto personajes similares interpretados por él, que se percibe en algunos momentos como pierde el personaje de Sweeney para mezclarlo con todos los anteriores en su carrera.

En el caso de Helena Bonham Carter su desarrollo es más disfrutable pues Mrs. Lovett es un personaje con un gran carisma, pero definitivamente su voz queda pobre para las interpretaciones, dejémosla en funcional.

Jaime Campbell Bower y Jayne Wisener son los novatos que se integran a la producción de Burton, Campbell es incipiente, sobre actuado y en extremo femenino. Wisener realiza interpretación encantadora donde luce su bella voz (en muchos momentos sentí que estaba viendo a Christina Ricci).

Respecto al pequeño Ed Sanders, hay que reconocer que tiene muy buena voz, pero no me encantó el origen y figura que le otorgaron a Tobias (el personaje que interpreta) en esta versión, así que para mí pasa sin pena ni gloria.

La estrella de la película es la ya clásica sangre que corre en toda la película, y es que Burton no se tienta el corazón salpicando más sangre que nunca. Y regalándonos su ya clásica mezcla entre la perfección estética de lo negro y lo blanco, entre lo oscuro y la luz, entre lo celestial y lo grotesco, por ello no dudo que Sweeney Todd se convierte en un clásico instantáneo.

Sweeney Todd recibe de Tim Burton, la virtud del cine que nos muestra digerido y ampliado todo lo que en teatro es un poco imposible de realizar, y cuya visualización depende directamente de la imaginación del espectador. Además, repito, de la cuestión visual no hay queja alguna, prueba de ello cuando en el número “By the Sea”, Burton, juega fabulosamente con nosotros contrastándonos con colores e imágenes, y trasladándonos a una fantasía vivida y palpable junto a Mrs. Lovett.

Por cierto, he escuchado que lo peor de la película son sus canciones (mmm), al respecto sólo diré que hay que saber diferenciar entre una ejecución escénica y una fílmica, e incluso saber apreciar cuando se fusionan y la manera entre cada uno de los elementos se combinan.

Me encontré en labutaca.com un testimonio del mismísimo Sondheim respecto a Burton, que les escribo textual: “En muchos aspectos es su película más simple, su película más directa, pero se puede ver que está contando una historia que realmente le gusta. Es una historia en la que hay los incidentes suficientes para que no tenga que inventar cosas extras. Siente entusiasmo por la obra y va, con perdón, directo a la yugular”.

Considero dicha declaración del compositor del musical como un comentario sin pretensiones y justo. Pero lo más justo es que sean ustedes los jueces individuales de Sweeney Todd en su versión cinematográfica, yo me quedo con las versiones teatrales donde Angela Lansbury y Patti LuPone hacen unas interpretaciones magistrales.


Patti LuPone

Mientras tanto les dejo este número que estoy seguro les va a encantar.


¡Disfrútenlos!

3 comentarios:

Montano dijo...

esta pelcula em da miedo, pero como musical debe ser excelente, ya no te veo en el msn, aunque sea mandame un sms por cel

saludos

Txema dijo...

La verdad que esteticamente la pelicula no tiene comparación,el uso del color le viene bien a la historia pero vocalmente para aquellos que conocen la obra efectivamente queda pobre, yo despues de verla me fui corriendo al dvd a revisar tanto la de Angela Lansbury como el concierto de Patti Lupone.De todas formas es mejor verla totalmente desprejuiciado y disfrutarla como lo que es un espectaculo visual. Saludos desde Madrid.

theproducer dijo...

Ayer volví a verla, y creo que no cambió mi percepción. Aunque disfruté un poco más a Johny Deep y a Helena.

¡Gracias por sus comentarios!