miércoles, 30 de enero de 2008

¡Fantasma de la ópera soy yo...! - The Phantom of the Opera, The Musical

Desde 1985, El Fantasma de la Ópera ha sido un suceso dentro del teatro musical, incluso cotizando en la bolsa de valores. Originalmente su partitura fue compuesta expresamente por Lloyd Webber para la voz de la cantante británica Sarah Brightman (su esposa), misma que estrenó la obra tanto en Londres como en Broadway en el papel protagónico al lado de Michael Crawford.

La versión de Webber no surgió de la nada, su versión fue inspirada por otra también musical que contaba la misma historia y había sido adaptada por Ken Hill, presentada en el Teatro Royal Stratford East en Londres en 1984.

El Fantasma de la Ópera es una romántica historia de amor. Donde el protagonista habita en los subterráneos de la Ópera de París y por algún tiempo se ha dedicado a horrorizar a los artistas y empresarios del teatro, con el cambio de propietarios del lugar todos esperan que la situación cambie. Cuando misteriosamente un telar cae sobre Carlota, la diva de la compañía y ésta renuncia, su lugar es ocupado por una bailarina desconocida de nombre Christine quien ha recibido clases de canto de un desconocido a quien llama el Ángel de la música, lo curioso es que ella no recuerda haber visto nunca al Ángel. Aún así, Christine impresiona a todos con su voz, al tiempo que un viejo enamorado, Raoul, la visita en su camerino después de la función. Un rapto, sucesos fantasmales, mandatos demoníacos por parte de un misterioso ser y un curioso triangulo amoroso son los elementos que harán a Christine decidir entre dos amores.

La primera impresión jamás se olvida, según yo. Aun recuerdo a El Fantasma de la Opera comenzando con una subasta en el Teatro de la Ópera de París, mientras Raoul, Vizconde de Chagny, ofrece una fuerte suma por una extraña caja de música, de manera imprevista surge monumental los restos de un candelabro, retomando su antiguo lugar y llevándonos con él en un viaje hacia el pasado. ¡Es realmente impresionante!

¿Pero cuál es el enigma en el Fantasma que lo ha hecho tan popular, manteniéndolo vigente y exitoso en cartelera por casi 7,500 presentaciones sólo en Broadway?

Aunque se realizaron presentaciones segmentadas de la obra desde 1985, el fantasma abrió su capa sobre el Teatro Her Majesty el 27 de septiembre de 1986, el 9 de octubre fue la apertura oficial con Michael Crawford y la soprano Sarah Brightman en los roles principales, desde entonces veinte producciones son las que se cuentan como oficiales alrededor del mundo. Además el año pasado se cumplieron 21 años de presentaciones en Londres, siendo el segundo musical de mayor duración en West End después de los Miserables.

Considerada como la joya del famoso Really Useful Group, "The Phantom of the Opera" en Londres, asegura la producción ni un solo boleto ha quedado sin ser vendido, llegando a un mínimo del 99% de capacidad casi cualquier recinto en el que se haya presentado. Se estima que son poco más de 52 millones los espectadores que la han visto alrededor del mundo.

Dentro de los premios de los que la producción ha sido merecedora se incluyen el Laurence Olivier y el Evening Standard Award por Mejor Musical, además de Siete premios Tony, incluyendo mejor actriz y actor de un musical.

Se llevó a Broadway en 1987 y estrenó allá en el Teatro Majestic el 26 enero de 1988, donde es la obra más vista de la historia de Broadway. Las estrellas originales de Londres, Michael Crawford (el fantasma), Sarah Brightman (Christine), y Steve Barton (Raoul), recrearon sus papeles para Broadway.

El Fantasma ha sido interpretada en varias lenguas y presentada en más de 20 países del mundo. Entre ellos, México, el 16 de diciembre de 1999, con 400 presentaciones y más de 550 Mil espectadores. En los roles principales Juan Navarro y Saulo Vasconcelos como el Fantasma, y las impresionantes Claudia Cota e Irasema Terrazas como titulares para el rol de Christine.

El fantasma también fue presentada en San Pablo, Brasil, en 2006 en el Teatro Abril.

Finalmente, la obra se iba a presentar por tercera vez en Latinoamérica en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 17 de marzo de 2008 con elenco y orquesta de ése país, seleccionados por el equipo creativo que estuvo a cargo del montaje en Londres y Broadway. Sin embargo, un mes después de haber anunciado el casting, la empresa productora suspendió la puesta al parecer hasta el próximo año. (A los amigos de Argentina espero que nos mantengan informados).

Cabe señalar que El fantasma de la Ópera es una parte importante de la influencia británica sobre el mundo de los musicales, sobre todo en los años 1980, junto a otras producciones de Cameron Mackintosh, tales como Cats, Miss Saigon y Los Miserables.

Para el gusto de todos los seguidores del musical, el fantasma fue llevado a la pantalla grande en diciembre de 2004 con gran éxito.

Después que se estrenara Evita en el cine, muchos rumores surgieron sobre quién podría interpretar al temido personaje de Teatro de la ópera en París en la gran pantalla, pero fue cerca de 8 años después la oportunidad para Gerard Butler, acompañado además en el rol de Christine, por Emmy Rossum, de tan sólo 17 años en ese entonces.
Se rumora que cuando Schumacher decidió recrear a detalle la Opera de París, sitio en donde se desarrolla este trágico triángulo romántico entre el hombre deforme, genio del canto y la prestidigitación, la virtuosa y cándida cantante del coro, y el apuesto Vizconde, condicionó a Webber para incluir un reparto de actores "jóvenes y sensuales", a lo que el creador de "José el soñador y Jesucristo superestrella" recondicionó: "siempre y cuando los tres protagonistas sean excelentes cantantes", y así sucedió.




El Fantasma de la Ópera se basa en la novela francesa de Gaston Leroux. En el cine se ha llevado a la pantalla en varias ocasiones, no musicales, siendo la de 1925 con Lon Chaney la más impactante hasta la fecha.

Algunos datos interesantes sobre el fantasma:

El álbum original "The Phantom of the Opera" fue el primero de musicales en entrar al número uno directo a las tablas de popularidad, excediendo ya los 40 millones de copias vendidas en el mundo.

El maquillaje del fantasma toma aproximadamente 2 horas en concluirse y 30 minutos para retirarlo. En el proceso el rostro del actor es hidratado, rasurado al ras, para colocar la prótesis equipada con 2 micrófonos inalámbricos, para ser colocada antes de las 2 de pelucas. Además el actor usa un par de lentes de(uno blanco y uno nublado) para traer a la vida al enigmático personaje.

En cada presentación se usan 230 vestuarios, 22 cambios de escenografía, 281 velas y 250 Kg. de hielo seco en 10 maquinas de humo y niebla.

Además del Show en Londres, sigue siendo presentado en Nueva York, Shangai y Budapest (desde 2004), así como en Tour por Estados Unidos.

Y como es costumbre, les dejo este video que pasaban en los tops de música de los ochentas, con la talentosa Sarah Brightman.


Y un fragmento de la versión mexicana del Fantasma.

¡Espero los disfruten!

1 comentario:

Montano dijo...

e lfantasma de la opera no me gusta. muy falso el fantasma